Vendedor de frutas se salva de milagro de un atraco