Familias temen Alcaldía les quite apartamentos

Santiago. Los intentos de desalojar las familias que habitan en el proyecto de apartamento levantado en la urbanización Don Jaime en la gestión de Gilberto Serulle, mantienen enfrentados a los ocupantes y la actual administración municipal.

En total, son siete las familias que pudieran perder sus apartamentos, en caso de que la Policía Municipal ejecute esa decisión. El proyecto habitacional fue levantado para acoger a 96 familias del barrio El Tamarindo del sector Rafey. Se hizo para buscar la facilidad de un traslado que permitiera ampliar las vías hasta el ecoparque.

La Corporación Zona Franca donó 80 millones de pesos para la edificación de los apartamentos, en nueve mil metros de terrenos propiedad municipal que fue donada para tales fines.

“Estas siete personas que fueron traídas aquí. Fue en consenso con el entonces alcalde Gilberto Serulle. Él nos dijo a nosotros que quería traer gente de comunidades que se vieron afectadas por las lluvias en Los Salados y otros puntos y nosotros lo vimos bien”, apuntó Rafael Mercado, uno de los afectados.

Temor

Los comunitarios se quejan de la actitud que han asumido los policías municipales, quienes en la tarde del jueves acudieron a desalojar a dichas familias.

Catalino Armengot es otro de los que se lamenta de la acción asumida por los policías municipales, al punto que ocasionó que un hombre afectado de la presión fuera ingresado en un centro de salud. El proyecto habitacional fue entregado por Serulle en el proceso de transición en agosto del 2016, algunos sin haber sido terminados. Muchos beneficiarios se adelantaron y llevaron sus ajuares a los estrechos apartamentos construidos en una zona alta de Rafey. Además de ampliar la vía, la Corporación Zona Franca colocó un sistema de desagüe, debido a que desde hace un tiempo se trabaja en la ampliación de la instalación, con nuevas naves. Las familias piden tranquilidad y que cesen los supuestos abusos de empleados municipales.